Rusia denuncia montaje en Siria