Willy no pudo evitar burlarse del chascarro que le produjo a Adriana su resfrío