Antonella encontró la solución para combatir los "saludos de alianza"