Barbería vendía alcohol a sus clientes en pleno centro de Antofagasta