Así son los buses a hidrógeno que recorren Londres.