La caricatura de Deadpool fue cancelada por culpa de Disney