Las personas son infieles con amigos o colegas de trabajo, lo asegura un estudio