Facundo Arana con su saxo en el Aconcagua