Ladrones ‘pierden’ parte del botín que robaron