Una activista le enseña los pechos a la figura de cera de Trump