¡Masaru Abe es el rey de los caballitos de motor!