Él no tiende la ropa, él salta sobre el tendedero de la forma más extrema