Neymar, ante un nuevo desafío en el PSG