Robert Yang quiere más videojuegos para la comunidad gay