Esta es la forma más extrema de conocer los grandes rascacielos de Malasia