Obispo González, el hombre del Opus Dei