Cataluña realiza un paro general tras la violencia ejercida por la policía española